Translate

RECOMENDACIONES IMPORTANTES

Esta página está dedicada a inexpertos, considero necesario dar consejos importantes, que debes leer antes de tocar nada:

1- Antes de proceder a desmontar cualquier tapa o carcasa , quitar alimentación 220V y en caso de reparaciones de agua cerrar grifos.
2-No desconectar o extraer los cables eléctricos de múltiples colores,sin antes haberlos marcado en el cable y en la pieza,dibujado o marcado en papel y fotografiado si es preciso, luego es imposible volver a montarlo y que funcione.
3-Muchísimo cuidado al utilizar el polímetro cuando este conectada a la red eléctrica el electrodoméstico, si nos apoyamos en el suelo y rozamos alguna parte del cuerpo con un componente con tensión podemos sufrir sacudidas muy desagradables .
4-Este blog y su autor no se hacen responsables de lo que hayas podido desmontar y luego no sepas recomponer, o los accidentes que te puedan suceder por manipular aparatos eléctricos o electrónicos con o sin conocimientos en electricidad o electrónica, aquí solo damos una idea de lo que se puede realizar no incitamos a nadie a hacerlo y menos si no se ve capacitado o no reconoce sus limitaciones,por lo que cada cual es responsable de lo que hace en su casa y con sus electrodomésticos.

Crilanda

PLANTAS Y JARDINES

REPARACIONES DEL HOGAR

PLANTAS Y JARDINES

CÓMO HACER PESTICIDAS NATURALES


Con frecuencia nuestros jardines y huertas se ven afectados por algunas de las plagas más comunes como pulgón, hormigas, ácaros... y acabar con ellos resulta una tarea complicada. En el mercado existe una gran cantidad de pesticidas e insecticidas químicos que pueden matar estos fastidiosos animales, pero a la vez también pueden dañar nuestras plantas o generar efectos secundarios en ellas. Es por esto que en unComo te recomendamos hacer uso de insecticidas de origen natural, que incluso puedes preparar tú mismo/a y resultarán mucho más económicos. En este artículo, te explicamos los pasos a seguir para que sepas cómo hacer pesticidas naturales.


Aceite blanco


Una alternativa a los pesticidas químicos muy usada es la preparación del conocido como "aceite blanco", a partir de aceite vegetal y jabón líquido casero. Este preparado natural resulta muy útil contra pulgón, cochinilla, ácaros y orugas de las rosas, para cítricos y otros árboles frutales.
Deberán mezclarse 2 tazas de aceite vegetal con media taza de jabón casero (preparado también con aceite usado) en una botella o recipiente. Una vez tengamos ambos ingredientes en la botella, deberemos agitar la botella para mezclarlo hasta que el líquido resultante se vuelva blanco. Para aplicar este pesticida natural, deberás añadir 10 ml de la mezcla por litro de agua en una botella con aerosol o spray y rociar sobre tus plantas, recomendablemente durante la mañana o al final de la tarde. Si lo conservas correctamente, podrás usarlo hasta tres meses después de haberlo preparado.


Contra caracoles y babosas


Otra de las plagas más comunes en huertas y jardines son los caracoles y babosas, que atacan directamente a las hojas y flores. Para combatir este problema, te recomendamos usar una disolución de amoniaco y agua. Será necesario mezclar una parte de amoniaco por 4 partes de agua en una botella con aerosol; puedes añadirle también un poco de jabón líquido para que se adhiera mejor en las plagas. Deberás rociar las plantas, o los animales si das con ellos, para acabar con la plaga de babosas y caracoles.


Mezcla de chile y ajenjo


En caso de que tu huerto o jardín esté afectado por una plaga de pulgón, mosca blanca, caracoles y babosas o incluso por zarigüeyas y conejos, podrás usar un pesticida natural preparado a base de chile y ajenjo.
Para ello, deberás poner en una olla una taza de chiles picantes, junto con una taza de hojas de ajenjo y seis de agua, y ponerlo a hervir. Una vez llegue al punto de ebullición, podremos parar el fuego y dejar reposar la mezcla durante una hora. Pasado este tiempo, cuela la mezcla y con un aerosol rocía las plantas afectadas, prestando mucha atención de que el líquido no entre en contacto con tus ojos o piel.


Spray de cilantro



Si lo que necesitas es acabar con ácaros y áfidos, el cilantro será tu mejor aliado. Tendrás que hervir esta planta en agua durante unos 10 minutos; seguidamente, deberás colar la mezcla y echarla en tu huerta o jardín con la ayuda de un spray.


COMO CUIDAR PLANTAS EXTERIORES


Elegir el lugar adecuado


Aunque tengas un jardín pequeño y no te deje muchas opciones, siempre debes elegir el mejor lugar para plantas exteriores. Por ejemplo, debes de tener en cuenta la cantidad de sol que reciben las plantas. En invierno será necesario aprovechar la mayor cantidad de luz solar directa para mantener la salud de las plantas.
En verano, por el contrario, hay plantas de sombra que pueden verse más afectadas por la radiación solar directa que otras. Por ello resulta de vital importancia elegir el mejor lugar para tus plantas. Siempre será más sencillo si tienes las plantas en macetas, ya que según las condiciones del tiempo y el clima, podrás moverlas a conveniencia.
También debes tener cuidado de plantarlas en una zona del jardín que no tienda inundarse en caso de lluvias abundantes. Asimismo, siempre debes plantarlas sobre un montículo más elevado que el resto del terreno para reducir estos riesgos.



Poda y limpieza de las plantas


Las plantas de exterior requieren de una poda regular. Antes que nada debes controlar el estado general de la planta, observar sus hojas y tallos para detectar cualquier signo de deterioro por presencia de algún hongo o insecto. Las manchas oscuras en las plantas pueden indicar la presencia de estas plagas que dañan el follaje de las plantas.
Asimismo, la poda de plantas exteriores es recomendable para que las plantas crezcan fuertes y sanas. Remover las hojas o frutos secos es una tarea que debería realizarse cada cierto tiempo. Además, es conveniente elegir el momento adecuado para podar las plantas, según su tipo. Algunas plantas  admiten una poda al comienzo de la primavera para darles aún más fuerza, mientras que otras deben ser podadas en verano. 



Trasplantar


Una forma de tener plantas exteriores sanas y fuertes es trasplantarlas una vez por año. Si las tienes en tierra, sería ideal que hicieras el trasplante a finales de otoño o comienzo del invierno, ya que la mayor humedad por lluvias, y un sol menos fuerte será menos agresivo para las plantas.  
En caso de que tengas tus plantas en macetas, el trasplante suele depender del tipo de planta y el grado de crecimiento que tiene. Hay plantas que necesitan ser trasplantadas antes que otras.
Además, la idea de trasplantar es utilizar nueva tierra, abonada y con mayor cantidad de nutrientes. Si crecen en tu jardín, el trasplante será bueno para que vuelvas a abonar la tierra y esta tome un descanso. 



Regado de plantas exteriores


El regado de plantas exteriores requiere especial atención. Si la frecuencia de lluvias es normal, casi no precisará regados frecuentes. Pero en verano es necesario que cuides de ellas con mayor atención. Por ello, será conveniente que riegues las plantas del jardín dos o tres veces por semana.
Sin embargo, debes tener en cuenta que esto depende también del tipo de terreno, ya que si tienes una tierra con mucha arcilla, esta tenderá a saturarse de moléculas de agua más rápidamente, por lo cual debes ser paciente en el riego, tratando de que el agua llegue a niveles más profundos.


Macetas para plantas exteriores


Si no vas a trasplantar tus plantas al jardín, es conveniente elegir la maceta adecuada. Por supuesto que hay criterios en donde prima lo estético y las macetas decorativas son muchas. Sin embargo el material de la macetas para plantas exteriores es de suma importancia.
Las macetas de arcilla o cerámica suelen ser mejores para drenar el agua de regado, evitando problemas a las plantas de exterior. Por otro lado, son incómodas para moverlas de un lugar a otro debido a su mayor peso. Por ello, también puedes utilizar una maceta de plástico, que son más económicas y livianas, y son ideales para plantas que requieren mayor nivel de humedad, ya que el material las ayuda a retener más líquidos.



COMO CUIDAR PLANTAS INTERIORES


Elegir las plantas adecuadas


Determinar cuáles son las mejores plantas de interior es el primer paso. La división entre plantas exteriores e interiores no es algo real. Las plantas crecen al aire libre, pero existen determinadas especies que se adaptan mejor que otras a los espacios interiores.



Colocar las plantas en macetas apropiadas


Si bien puedes decorar tu casa con plantas, al elegir las macetas no sólo es bueno tener en cuenta cuestiones estéticas, sino el material del que están hechas.
Las macetas cerámicas pueden resultar muy pesadas, por lo cual no es conveniente colocar las plantas directamente en ellas. Conviene dejarlas en las macetas de plástico originales y ponerlas dentro de las cerámicas. Así será más sencillo llevar las plantas al exterior para que reciban sol y agua.



Correcta iluminación


Las plantas de interior tienden a conservarse en buen estado a pesar de que las condiciones lumínicas no sean óptimas. Sin embargo, es conveniente cuidar de las plantas de acuerdo al grado de luz solar que necesitan. 
Si tus plantas de interior tienen hojas oscuras y largas, con seguridad serán más tolerantes a la poca luminosidad. Esta razón es una buena razón para que tengas algunas drácenas en tu casa si el espacio no es muy luminoso.
En cambio, plantas tropicales o subtropicales como las calateas si bien no necesitan demasiada luz solar directa, requieren espacios más luminosos, con ventanas amplias.



Riego de las plantas


Sin lugar a dudas, este es el cuidado más obvio para las plantas. Ya que no reciben agua directamente del ambiente exterior por lluvias o la humedad propia del suelo, deberás regar las plantas periódicamente. 
Para el correcto riego, es conveniente que tengas en cuenta las estaciones del año. En épocas más calurosas, es recomendable regarlas una o dos veces por semana. En otoño e invierno, puedes hacerlo cada 15 días. 



Proteger a las plantas de los insectos


Es posible creer que las plantas de interior se encuentran más protegidas que aquellas a la intemperie. Sin embargo, los insectos y hongos no hacen demasiadas distinciones, y bastará que descuides tus plantas por unos días para que te encuentres con sorpresas.
Los pulgones son de los insectos más comunes y nocivos para tus plantas. Se distinguen con cierta facilidad, por lo cual no debes tomar demasiadas acciones preventivas. Sin embargo, en tiendas de jardinería podrás encontrar algunos productos químicos para evitar todo riesgo.
De igual manera debes estar atento a las manchas oscuras en las hojas de las plantas: pueden indicar la presencia de fumagina u otros hongos que ocasionan el deterioro de las plantas.

Mantener tus plantas sanas en un apartamento o una casa con jardín no debería ser un problema. Si prestas atención a estos consejos y dedicas un poco de tiempo, podrás tener plantas más resistentes y saludables sin importar el ambiente.



TIPO DE PLANTAS


JAZMÍN

Son un genero de arbustos en flor, a menudo trepadores, originarios de China, los trópicos y subtrópicos, que representan un caso limítrofe entre las plantas de jardín y de interior. 
Tiene un intenso aroma que es uno de sus grandes atractivos. Si se planta en suelo y se le guía con un alambre puede cubrir toda una pared en muy poco tiempo. Si se planta en maceta, es mejor dejarla al aire libre en verano para que tenga buena ventilación y mucho sol que permita madurar los brotes. Esto garantiza una buena floración al invierno siguiente. Se vuelve a poner en el interior a comienzos de otoño.Existen unas 20 especies distintas de jazmines.
La floración del jazmín ocurre desde Enero hasta marzo, donde aparecen hermosos racimos de flores blancas y tienen el típico perfume dulce. Para que un Jazmín esté en perfecto estado necesita una atmósfera húmeda ya que de no ser así se le pondrían los capullos de las flores de un color marrón claro, para evitar esto es necesario que la planta esté en una atmósfera lo más húmeda posible.

Cuidados del Jazmín

Necesitan abundante luz, sobre todo si están en el exterior. En interior no es conveniente que se expongan directamente a los rayos del sol.En cuanto a la temperatura no toleran el exceso de calor en invierno ya que no dejaría que la planta floreciese, unos 13 grados son lo ideal. En verano aguantan bien siempre y cuando haya humedad de ambiente, pueden tolerar los 25ºC sin problemas. Cuando están creciendo en al época de verano conviene regarlas cada 2 días y en invierno, cuando están en flor, cada 4 ó 5 días.
Es conveniente rociar la planta de agua, sobre todo cuando está en interior, pero no se deben mojar las flores ya que quedarían manchadas. No se debe usar abrillantador.


BUGANVILLA

Las buganvillas florecen con abundancia durante todo el verano y en algunos lugares cálidos como el sur de España es posible verlas con flor incluso en invierno. Son plantas ideales para cubrir una pared o un muro ya que llegan a alcanzar entre 3 y 4 metros de altura y su longitud puede llegar a cubrir hasta los 8 metros, siempre y cuando estén plantadas en tierra y en el exterior en un clima cálido. Plantadas en maceta no llegan a pasar del metro y medio.
La buganvilla, en contra de la opinión popular, necesita mucha luz solar y cuanto más directa mejor, sino pierden sus hojas y el verano siguiente no florecen. Consiguen sobrevivir a temperaturas bajas hasta los 6 ó 7 º donde pierden las hojas hasta la próxima primavera. En verano aguantan temperaturas muy elevadas, por encima de los 30º. Son plantas que bien cuidadas pueden llegar a vivir hasta 30 años plantadas en suelo, sin embargo en maceta es difícil que sobrepasen los 5 años.

Cuidados de las Buganvillas

Requieren iluminación muy abundante, incluso la luz del sol directa y su temperatura debe ser de 5ºC en invierno y más de 30 en verano.
Hay que regarla  con bastante agua 2 a 3 veces por semana en verano y 1 en invierno.Si se planta en suelo puede alcanzar una altura y longitud considerables y si se planta en maceta lo mejor es tenerlas en el balcón o en una ventana para que alcancen su mayor grosor.


GERÁNIO

Pertenece a la familia de las Geraniáceas, pero son plantas de exterior resistentes que se cultivan en los jardines y sobre todo en los balcones. El género Pelargonium incluye unas 230 especies y su nombre procede de la palabra griega pelargos, cigüeña. Con ello se hace referencia al fruto que recuerda al pico de la cigüeña.
Aunque son plantas de exterior, se pueden cultivar en interior si disponen de mucha luz. Existe una variedad que es trepadora, los pelargonios hederiformes. Se les puede hacer subir o trepar por una vara o una espaldera pequeña.
Son plantas con flores de atractivos colores que florecen durante todo el verano. Es una planta que florece mejor en una maceta estrecha que en una gran maceta y se debe realizar una poda vigorosa en primavera para que arranque con más fuerza en verano. Para esta poda es necesario arrancar las hojas secas y las muertas por su punto de unión al tallo.

Cuidados del Geranio

Necesitan luz en abundancia y no les perjudica la luz solar directa. Soporta perfectamente temperaturas altas por encima de los 30ºC, sin embargo en invierno conviene que no bajen de los 10 ºC.
Hay que regar con frecuencia en verano, 2-3 veces por semana. El invierno lo pueden pasar casi sin agua, a menos que la temperatura suba de los 15 grados, entonces se tendrá que regar.Se debe evitar que les de el agua de lluvia o del riego directamente sobre las hojas y flores ya que las pudre. Prefieren una atmósfera seca.


ORQUÍDEA

Existen más de veinticinco mil especies deferentes de orquídeas, y las tenemos repartidas por todo el mundo, desde los polos hasta la llanura.La phalaenopsis es una de las más evolucionadas y con mayor número de especies. Se cultiva tanto para planta de interior como para flor cortada. Es muy apreciada ,tanto por su belleza como por la duración de la floración. Al tratarse de una planta epifita (vive sobre otro vegetal) necesita un sustrato inerte, por lo tanto hay que mantener siempre húmedas las raíces tanto interiores como exteriores. Cuidado en no acumular agua vieja en los fondos de los recipientes, es un nido de bacterias y hongos.

Cuidados de las Orquídeas

Necesita luz abundante, pero no sol directo, protegida de las corrientes de aire.Riego Abundante sobre las raíces durante el verano. Conviene añadirle al agua de riego abono especial para orquídeas, sobretodo antes de la floración. Nunca pulverizar las flores.
Se debe de transplantar la maceta al menos cada dos años. Antes o después de la floración, rellenando la maceta con cortezas de pino nuevas y aprovechando para cortar todas las raíces muertas y viejas que ya son inútiles.

Planta de interior que pertenece a la familia de las aráceas y su origen son las islas Salomón en el Pacífico Sur. Su nombre científico procede de una antigua palabra griega que significa “parecido a la hiedra”. Se conocen alrededor de 20 especies, todas trepadoras, que echan raíces aéreas con las que se fijan rápidamente a cualquier vara o caña utilizada como soporte.

Es una planta a la que no le gusta en exceso la humedad y su primer síntoma de sobre hidratación es precisamente la aparición de manchas marrones sobre sus hojas, a pesar de ello, crece bien en hidrocultivo.


POTOS

Es una planta que pese a carecer de flores y no tener un follaje llamativo, ha tenido muy buena aceptación, gracias a poseer un increíble poder de adaptación. Los tallos principales suelen crecer de 30 a 46 cm al año en interior. En estado silvestre adquiere tamaños extraordinarios en su fase de adulta y cultivada como planta ornamental, aunque se reduce considerablemente su tamaño, puede llegar fácilmente a los dos metros de altura e incluso más. Cuando se cultivan con tutor como plantas trepadoras aumenta el tamaño de las hojas, ocurriendo lo contrario cuando se dejan colgar.

Cuidados de los Potos

Aunque tolera bien un lugar a media sombra, el color de sus hojas es más intenso si está en un lugar bien iluminado pero sin que les de el sol del mediodía.
Entre los 13º en invierno y los 24º en verano la planta se desarrolla perfectamente, por debajo o por encima de esa temperatura la planta sufre las consecuencias reduciendo su crecimiento.
Se nota el exceso de riego con síntomas muy claros como las manchas marrones en las hojas. En verano hay que regarlas cada 4 ó 5 días y en invierno cada 10- 12 días. Lo más conveniente es comprobar siempre el estado de sequedad de la tierra antes de su riego.
No es bueno cambiarlas mucho de maceta, si se hace que sea como mucho cada 2 años y asegurándonos de que el drenaje de la misma es bueno.


TRONCO DE BRASIL

Este género de plantas arbóreas son miembros de la familia de las
liliáceas y su nombre deriva de la palabra griega “drakania” que significa dragona. El género consta de unas 40 especies tropicales con aspecto de palmera y son originarias de África y Asia. 
Una de estas especies, la dracaena fragrans, llamada así por las flores de intenso aroma que aparecen en los ejemplares adultos, es comúnmente conocida como el “tronco de Brasil”, una planta muy común en los salones de todos los hogares por su facilidad para el cultivo.
A pesar de ser plantas de interior muy populares y bastante robustas que soportan temperaturas muy diversas, existen algunas especies que pueden crecer al aire libre en climas templados y que pueden alcanzar hasta 6 metros de alto con grandes troncos. Sin embargo, los ejemplares cultivados en interior no suelen pasar del metro de altura.
Además, de la drácena fragrans hay otras especies muy comunes también como la Schryveriana o la Marginata.

Cuidados del Tronco de Brasil

Para mantener el color verde intenso de sus hojas necesita mucha iluminación, pero hay que evitar, sobre todo en verano, la luz solar directa.Prefieren temperaturas bastante altas, aunque tolera hasta temperaturas inferiores a los 10ºC. No necesita agua en exceso, pero es conveniente mantener el sustrato siempre húmedo. Como orientación es bueno regarla unas 2 veces por semana en verano y 1 cada 10 ó 12 días en invierno.
 Es bueno limpiar las hojas con un paño húmedo durante todo el año, no sólo le da mayor color a sus hojas sino que además les sienta bien. Acepta bien el abrillantador, pero si se utiliza, que sea con moderación (máximo 1 vez cada 2 meses).


FICUS

Los ficus, por lo general, son plantas resistentes y duraderas. Esta especie es tanto de interior como de exterior. Sobrevive con menos luz que la mayoría de plantas de su tamaño incluso tolera temperaturas frías, aunque no heladas. Llega a vivir hasta 15 años en el interior. Es preferible situarlo en un lugar con luz y sombra parcial, necesita humedad por lo que es necesario pulverizarlo de vez en cuando. Respecto al agua, puede pasar por un riego semanal en verano y cada 15 días en invierno. Es conveniente pasarle una esponja húmeda por las hojas de vez en cuando. Si se quiere controlar el crecimiento del mismo es preferible mantenerlo siempre en la misma maceta, si se transplanta mejor hacerlo cada dos años. Es el típico tipo de planta que teniéndola en casa hace parecer a uno un experto aún a pesar de no serlo ya que crece muy deprisa.

Cuidados del Ficus

 Debe colocarse en un lugar bien ventilado y luminoso.
Su temperatura ideal es entre 12 y 15 grados, en invierno, en verano aguanta bien temperaturas altas pero conviene que no sobrepase los 30 grados
Hay que regar abundantemente en verano, un par de veces por semana, en invierno basta con una vez cada 15 días.

La tierra utilizada es una mezcla de arena, fibra y turba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario